In Rosario
Seguinos en Facebook Twitter

Agenda

Imagen de Continua la muestra de Román Vitali

Continua la muestra de Román Vitali

Los cuadros robados, Proyecto Estevez, es la muestra a cargo del artista Román Vitali que se inauguró el pasado 9 de agosto en la Sala de Exposiciones, San Lorenzo 753.

El curador de la muestra es Guillermo Fantoni y la entrada es libre y gratuita en horarios del museo: martes a domingos de 9 a 19 hs. Feriados de 9 a 13 hs

La última pintura recuperada, La asunción de Santa Catalina de Esteban Murillo fue sustraída del Museo Estevez el 2 de noviembre de 1983 por grupos de tareas de la última dictadura cívico militar, junto a otras cuatro pinturas, de las cuales se pudieron recuperar otras dos: Retrato de Felipe II de Coelho Sánchez en 1989, y Retrato de Doña Teresa Apocada de Sesma de Francisco de Goya y Lucientes en 1995.

La muestra, desplegada en formato de gabinete museológico, está planteada en actos teatrales, donde cada obra robada dialoga con piezas de la colección del museo, entretejiéndose con micro-historias, trabajando sobre la estructura interna del cuadro, la tela, el tejido, la trama, el marco, el bastidor, el borde, el vacío, la falta, la duplicación y la falsificación.

A raíz de la inauguración de la muestra, la directora del Museo Estevez, Analía García, contó cómo surgió la iniciativa: "Vivenciar la tercera recuperación de las cinco pinturas que este Museo afrontó fue fundante para transitar otra etapa. Vitali pensó cada una de las obras robadas del Museo Estevez y armó una obra en particular a partir de ellas, por supuesto que toma centralidad en el ambiente la última pintura recuperada".

Román Vitali nació en Rosario en 1969 y desde hace años investiga sobre los robos de los cuadros.

"A la muestra la pensé a partir de la invitación de Analía (García) y del Museo para trabajar justamente sobre los robos, que es un tema que vengo trabajando hace bastante a partir de un robo que sucedió en una muestra en la que participé. Comencé a investigar con cuestiones que tienen que ver con la seguridad, con las piezas originales y cómo estas obras entran en un sector oculto, buscadas por la Interpol", comentó.

La exhibición consiste en volver a producir las cinco piezas robadas, de las cuales dos aún no fueron encontradas. La recuperación del cuadro de Murillo fue un marco ideal para realizar esta muestra. El artista señaló: "Además, tomé archivos e historias dentro de cada obra. La muestra está pensada como una obra de teatro, como escenas o como actos de obras de teatro. Lo que hice fue armar un preámbulo, con una escena que conecta con una muestra anterior donde uno va hilvanando capítulos de una historia, donde se ubica un bastidor vacío que es lo primero que pensamos cuando hay un robo de una obra de arte".

Lo que no se ve

"La recuperación de Santa Catalina, una pintura de Bartolomé Esteban Murillo robada hace muchísimos años al Museo Estevez –después de experimentar numerosos e insólitos avatares–, es motivo suficiente para una celebración; un acontecimiento que en este caso se tradujo en la invitación que el museo hizo a Román Vitali para que, por medio de una serie de piezas plasmadas en su inconfundible modalidad, interprete las obras robadas y, a través de las mismas, algunos aspectos de esa singular historia. Se trata, por un lado, del Retrato de un joven de El Greco y de El profeta Jonás saliendo de la ballena de José de Ribera, nunca recuperados, y, por otro, de Doña María Teresa Ruiz Apodaca de Sesma de Francisco de Goya y el Retrato de Felipe II atribuido a Alonso Sánchez Coello, los cuales, al igual que Santa Catalina de Murillo, felizmente han vuelto a las paredes de la casa que los cobijó desde su adquisición, en la época dorada del coleccionismo de grandes obras europeas en la ciudad..." Guillermo Fantoni, curador

CompartirFacebook Twitter LinkedIn

Más para leer